collage con imágenes de salud, región y economía

Un triage para la salud

Reforma a la salud

Un triage para la salud

Implementar un esquema de pagos por desempeño a las EPS fomentará una mejor calidad de servicio. Las regiones y las zonas apartadas necesitan mayor prioridad.


Por: Johanna Ortiz Rocha / johortiz@uniandes.edu.co

El sistema de salud en Colombia ocupa el puesto 39 de 94 países evaluados en el ranking de la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas. A pesar de su amplia cobertura y gastos de bolsillo moderados para los pacientes, aún enfrenta importantes desafíos: el acceso a la atención médica es una preocupación en particular en las zonas rurales y apartadas, así como la falta de incentivos para las empresas prestadoras del servicio que ayudarían a mejorar la calidad del servicio.

Para Luis Jorge Hernández, médico Ph. D. en Salud Pública, desde la implementación de la ley 100 de 1993, el sistema de salud ha tenido avances en cuanto a la disminución de mortalidad materna e infantil, por ejemplo. Sin embargo, todavía hay brechas y vacíos por llenar: “Tenemos un sistema que ha hecho énfasis en una curación restringida, necesitamos más promoción y prevención sobre todo en las regiones”, señala el director de Investigaciones de la Facultad de Medicina de Los Andes, quién también indica que la pandemia evidenció que entre 30 % a 40 % de las personas tenían enfermedades de base que no habían sido diagnosticadas, (hipertensión, diabetes, cáncer), y un gran porcentaje de los pacientes que conocían su diagnóstico, no recibieron un control o seguimiento continuo.

Un análisis presentado en la Nota Macro No.45 – Reforma a la salud: los pros y los contra, en octubre de 2022 y elaborado por expertos de la Facultad de Economía, destaca aspectos clave en zonas rurales, atención primaria e incentivos para las EPS, que pueden ser tomados en cuenta en la reforma de salud presentada al Congreso por la ministra de Salud, Carolina Corcho, con miras a mejorar y superar los desafíos actuales y futuros del sistema.

Collage con imágenes del campo, personas haciendo fila y medicamentos
Collage con imágenes de un médico frente a una camilla, mano con dinero, sistema de salud y bolsa de transfusión de sangre

Zonas rurales

De acuerdo con David Bardey, Ph. D. Economía, Université Besançon (Franche-Comté), suprimir la función de intermediación de las EPS, en zonas rurales, tendría un impacto significativo en la forma en que se maneja el sistema de salud en el país.

La Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES), tendría que asumir la responsabilidad de pagar directamente a todos los prestadores de salud del sistema. Este cambio implicaría la realización de giros directos a las Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS) y otros actores del sistema, así como también la regulación del valor de cada servicio en los hospitales y centros de salud del país. Pero cumplir con esta función de comprador inteligente requiere unas capacidades distintas a las necesarias para encargarse de la logística de pagos.

La ADRES o la entidad que cumpla este rol, debería tener en cuenta que los hospitales y centros de salud enfrentan estructuras de costos muy diversas, y que, por lo tanto, el mismo servicio de salud puede tener costos muy diferentes entre ciudades y aún en instituciones de salud en la misma ciudad. Esto requiere una evaluación cuidadosa y un manejo eficiente de los recursos para garantizar que los pacientes tengan acceso a los servicios de salud de calidad que necesitan.

Otra opción propuesta en el estudio es aplicar un modelo de licitación para seleccionar a una sola EPS por zona rural, con una supervisión adecuada para garantizar que los términos de la licitación se cumplan y que los usuarios reciban atención de calidad. Con estas iniciativas, se busca brindar una atención médica más eficiente y efectiva a las poblaciones de las zonas rurales.

Atención primaria y prevención


Crear un Comité multidisciplinario que reúna a representantes de los gremios del sector y del Ministerio de Salud. Este equipo tendría como objetivo identificar aspectos de la promoción de la salud pública preventiva que hayan dado resultados insuficientes y hacerlos parte de un programa de salud pública gestionado directamente por el Ministerio. Para ello, se contratarían redes de prestadores de atención médica con el fin de brindar una atención de calidad a la población.

Sin embargo, antes de llevar a cabo estos programas, es fundamental que el Ministerio cuente con un sistema de información que permita conocer las necesidades de salud de cada localidad, ya que el país presenta una gran heterogeneidad en términos de demanda de servicios de salud. Para evaluar la efectividad de estos programas, se recomienda realizar proyectos piloto que permitan medir la cobertura y la calidad de la atención médica brindada.

Collage con imágenes de médica, cirujana, paciente y vacunas
Collage con imágenes de un hospital con un médico al fondo

Rebalancear los incentivos de las EPS en zonas urbanas

Según David Bardey, las EPS deben seguir formando parte del sistema, pero es necesario modificar las normas a las que están sujetas para evitar que su objetivo de reducir gastos se traduzca en una disminución de la calidad de los servicios o en un aumento de costos para los usuarios. Para ello, es necesario reformular la Unidad de Pago por Capitación (UPC) y los sistemas de pago ex ante y ex post, de manera que las EPS que brinden servicios de mejor calidad reciban más recursos. “Un esquema de pagos por desempeño suavizará los incentivos a los cuales las EPS están actualmente sometidas y, por lo tanto, podría ayudar a fomentar una mayor calidad ofrecida a los usuarios”, indica.

Además, recomienda el experto, facilitar a los afiliados los cambios entre EPS, combinando esto con una UPC basada en indicadores de calidad, permitirá que los afiliados puedan elegir la que ofrezca los mejores servicios.


Collage de imágenes médicas y de región

¿Cuál es la reforma en salud que Colombia necesita?

Reforma a la Salud

¿Cuál es la reforma en salud que Colombia necesita?

Una reforma a la salud que atienda problemas en gobernanza, salud pública, talento humano, prestación de servicios y financiamiento sugieren expertos de cuatro universidades del país en torno a una propuesta de transformación para el actual modelo.


Por Paula Andrea Molano / p.molanor@uniandes.edu.co

En 2022, la Universidad de Antioquia, la Universidad Nacional de Colombia, la Universidad de los Andes y la Pontificia Universidad Javeriana realizaron seminarios permanentes para contribuir a la discusión sobre los cambios que requiere el sistema de salud y cómo ejecutarlos.

En temas de gobernanza, por ejemplo, el documento destaca  la creación de un Consejo Nacional de Salud articulado con consejos territoriales, “Hoy no contamos con un organismo de diálogo y de toma de decisiones sobre el futuro del sistema de salud colombiano con la participación de todos los actores”, señala Óscar Bernal, doctor en salud pública e investigación biomédica de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien además menciona la importancia de fortalecer la capacidad y los recursos técnicos y financieros de los territorios para que estos tengan un papel de liderazgo.

Otros aspectos se enfocan en fortalecer la Comisión Intersectorial de Salud Pública; mejorar la participación de la sociedad civil en la rendición de cuentas; mantener independencia del Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud; crear un plan de recuperación de la red pública como proyecto de mediano y largo plazo.

Respecto a salud pública, los expertos proponen diferenciar acciones individuales y colectivas que permitan esclarecer las responsabilidades de los entes territoriales y las EPS junto con los recursos. Sugieren además que los entes lideren la gobernanza y las acciones que afectan los determinantes sociales de la salud, así como el fortalecimiento de la atención primaria.


“Esto no es nuevo, pero no se viene implementando. Cada vez el sector está más direccionado hacia lo especializado, las unidades de cuidados intensivos, los centros de tratamiento, pero los servicios básicos cada vez son menores y tienen problemas de calidad”, señala Bernal.


Por otra parte, para garantizar el acceso y la calidad de los servicios se plantea crear redes integrales de atención, debido a que en la actualidad la fragmentación de los prestadores conlleva a que el diagnóstico y el tratamiento de un paciente sea tratado en distintas instituciones, a esto se suma articular todos los niveles de atención mediante un pago por desempeño, incluso fortalecer la atención primaria renovada y robustecer equipos con nutricionistas y odontólogos para atender los altos casos de desnutrición y caries.

Otra de las propuestas de las mesas de trabajo es la transparencia en los sistemas de información y financiamiento. El profesor Bernal menciona que una buena alternativa es centralizar el manejo del dinero, “El gobierno ha creado el Adres que está en este momento está cumpliendo el papel de recolectar y pagar, y eso es importante, entre menos manos muevan la plata mejor, por ahí podemos ir por buen camino”,  y añade que otra problemática que se evidencia es la evasión en el pago de aportes a la seguridad social, “Hay que buscar otras formas de pago. Realmente pagar la seguridad social es muy caro, entonces se pueden plantear unos porcentajes de pago progresivos dependiendo del ingreso, cosas de este tipo son parte de lo que se está discutiendo”, agraga.

Cenefa de imágenes relacionadas con la reforma a la salud, medicinas y pacientes

Para el tema de talento humano se propone crear incentivos económicos y de otro tipo para trabajar en los territorios; fortalecer el sistema con la actuación del personal; mantener y ampliar el servicio social obligatorio en todas las profesiones de salud, y que la remuneración se base en la carrera y escalafón del profesional.

“Hay todo un trabajo en talento humano y otro sobre las condiciones de trabajo que en general son bastante precarias en el sector salud, tanto en salarios, condiciones laborales como en tiempos de trabajo y por lo tanto ahí también hay necesidad de fortalecer este elemento”, señala el especialista en salud pública.

Además de las cuatro universidades que promovieron el seminario, se sumaron otras instituciones de educación superior, organizaciones y gremios del sector salud. Para los participantes este ejercicio muestra la importancia de construir una propuesta de reforma con base en la evidencia científica, la experiencia y la opinión de los diferentes actores.


Mujer sentada frente a un computador interactuando con el Chat GPT

ChatGPT, ¿tan poderoso como peligroso?

Inteligencia Artificial

ChatGPT, ¿tan poderoso como peligroso?

Aunque algunos lo ven como un enemigo para el trabajo, este chatbot es solo una muestra de lo que se viene en los próximos años.


Por Johanna Ortíz Rocha / johortiz@uniandes.edu.co

Se imagina un cerebro artificial capaz de crear, en solo segundos, textos científicos o literarios con la coherencia que solo puede tener un humano. Un chat que le responda una variedad de preguntas con la certeza que solo puede tener el experto.

Hace un par de décadas esto era algo impensado, que hoy es posible gracias a los avances de la inteligencia artificial (IA), una herramienta cada vez más poderosa que ayuda en la automatización de procesos, la toma de decisiones informadas y la eficiencia en diversos campos de acción.

Ejemplo de ello es el ChatGPT (Generative Pre-trained Transformer), la plataforma que sigue despertando la curiosidad de los internautas y un modelo de lenguaje desarrollado por la empresa OpenAI, fundada por Elon Musk, diseñado para generar respuestas coherentes y precisas a preguntas y comandos de texto.

Dicha aplicación ha desencadenado reacciones, unas a favor y otras no tanto, ya que este chatbot posibilita la creación automática de ensayos, poemas, resúmenes, así como la solución de operaciones matemáticas e, incluso, puede sugerirle un plan de dieta o una receta. Un un sinfín de opciones que el sistema resuelve en tan solo segundos.

Tanto así, que su efectividad se puso a prueba con el examen de admisión de la Facultad de Derecho de la Universidad de Minnesota, según lo informó el medio internacional (DW). “La nota global del chatbot fue de C+, es decir, un aprobado justo”. Este y otros resultados encendieron las alarmas en el sector educativo.

Preocupa que, por ejemplo, los docentes no podrían detectar si un estudiante utiliza esta herramienta para realizar sus tareas, ya que los sistemas actuales de detección de plagio no pueden compararlo con algún texto en Internet. “Sin duda alguna, se debe repensar la manera en que se evalúan los estudiantes, tal vez de manera oral, como ya lo están haciendo en los Estados Unidos.


Captura de pantalla de un chat con solicitudes variadas de generación de información relacionada con La Metamorfosis, de Franz Kafka.

¿Cómo funciona y qué tan preciso es?

ChatGPT es un modelo de lenguaje basado en un tipo de arquitectura de red neuronal llamada transformer que, de acuerdo con Pablo Arbeláez, director del Centro de Investigación y Formación en Inteligencia Artificial (CinfonIA), analizan automáticamente diversos tipos de datos, como imágenes, audio, vídeos y texto.

Además, con un método llamado pre-entrenamiento, este chatbot se alimenta de una gran cantidad de información que se encuentra en Internet, como enciclopedias, libros, periódicos y revistas científicas.

“Esta tecnología es tan poderosa porque conoce todo lo que un ser humano podría saber, si pasara toda su vida pegado a Internet leyendo día y noche”, explica el Ph. D. en matemáticas aplicadas de la Université Paris-Dauphine (Francia).

No obstante, como cualquier humano, el sistema también es susceptible a cometer errores. En su propia respuesta a la pregunta “¿qué tan probable es que el ChatGPT se equivoque?”, el robot reconoce en un texto escrito en primera persona que, “es importante tener en cuenta que como un modelo de IA puedo cometer errores y no siempre puedo garantizar la precisión de mis respuestas”.

A lo que Arbeláez aclara, “El sistema funciona muy bien, pero tiene sus limitaciones, ya que su conocimiento está basado en la información disponible en el momento en que fue entrenado, por lo que puede estar desactualizado. Es importante tener en cuenta estas limitaciones a la hora de utilizarlo”.


Captura de pantalla de un chat preguntando respecto el papel de ChatGPT y su injerencia en el trabajo periodístico.

¿La IA reemplazará algunas actividades humanas?

También inquieta la posible sustitución del empleo humano por la IA. Pero para Arbeláez es claro que es una herramienta tecnológica poderosa que mejora la eficiencia laboral de la cual se puede obtener beneficios. “Lo que debe pasar es que la sociedad debe adaptarse a estas tecnologías para sacarle el mayor provecho”, agrega.

Según el experto podrá ser útil en áreas como la informática, pues posee la capacidad de generar código, traducir de un lenguaje de programación a otro y crear código a partir de ideas proporcionadas por el usuario. “Esto revolucionará el trabajo de un ingeniero de sistemas, pues le permitirá enfocarse en la arquitectura y el objetivo final de su proyecto”.

Sin duda alguna los avances de la IA son evidentes y se prevé que seguirá creciendo a pasos agigantados, ya que el sistema se retroalimenta y entre más es utilizado, más aprenderá, “Este chat se está entrenando de interacciones reales con seres humanos, cómo reaccionan los usuarios ante las respuestas dadas, ante los errores que comete, etc. Algo valiosísimo para un sistema de IA”.

Tal vez no pasará mucho tiempo para que la humanidad pueda contar con asistentes inteligentes que lleven a cabo tareas aún más complejas de las que realizan actualmente SIRI, Alexa o Google: “Hay una alta probabilidad de que estos asistentes vivan en esa realidad extendida, llamada metaversos, en donde la IA se fusione con la realidad aumentada. Llegará el día en que los computadores no solo ganen partidas de ajedrez, algo que sucede desde hace décadas, sino que les enseñe a los usuarios cómo hacerlo, les muestre sus errores y los oriente a cómo mejorar”, concluye.


collage de imágenes relacionadas con el tema de la salud y con las tutelas

Una salud con más médicos y menos abogados: tutelas

Reforma a la Salud

Una salud con más médicos y menos abogados

La tutela ha sido el recurso de algunos colombianos para acceder a servicios médicos. ¿Qué pasaría con esta tras la reforma a la salud del Gobierno Petro?


Por: Mauricio Laguna Cardozo / m.laguna20@uniandes.edu.co

La discusión más álgida de la propuesta de la reforma a la salud del Gobierno Petro es la sustitución de las EPS por las Redes Prestadoras de Salud que evitarían intermediarios ante clínicas, hospitales y centros de salud. Pero, según expertos, este cambio no se traduciría en una reducción del número de tutelas presentadas, un recurso que protege los derechos fundamentales, pero que puede ser engorroso para los ciudadanos, más si se está en medio de una situación de vida o muerte.

Aunque el número de tutelas reclamando el derecho a la salud presentadas en los últimos años tiene una tendencia a la baja, en proporción al número de atenciones, estas sirven como indicador de lo que se necesita mejorar en el sistema de salud.

En el 2020

las tutelas bajaron por causa de la pandemia de COVID 19, pero esta tendencia continuó al año siguiente.

En el 2021

se presentaron 80 mil tutelas por 32 millones de atenciones médicas, según el Informe Anual de Acciones de Tutela en Salud del Ministerio.

El 74.3 % del reclamo de las tutelas es debido a la demora para acceder a un procedimiento o medicamento, siendo la principal causa de la acción en 2021. Para Johnattan García, investigador sénior del laboratorio de innovación en salud de la Universidad de Harvard, esto es algo a lo que se le debe prestar atención, pues las causas han ido cambiando. Resalta como en los 90 y la primera década del siglo XXI, se debían los reclamos al acceso a servicios que no estaban incluidos en el plan de beneficios que estableció la ley 100 del 93.

Antes de la icónica sentencia T-760 de 2008, donde la Corte Constitucional identificó varios problemas del sistema que motivaban las tutelas, — muchas debido a la diferencia del acceso a procedimientos entre el régimen subsidiado y contributivo — “La corte le ordenó al Gobierno, entre otras cosas, unificar las listas de los Planes Obligatorios de Salud (POS)”, explica García.

En el 2015 se decretó la ley estatutaria 1751, con la que las ramas legislativa y ejecutiva reconocieron la salud como un derecho fundamental. Y aunque entonces no se dio un cambio inmediato ni significativo en el número de tutelas presentadas, con los años la causa principal paso a ser la demora en la atención.

Más profesionales de la salud

Para el magíster en salud pública, las causas de las falencias en el sistema tienen varias aristas, pero resalta el poco número de especialistas, médicos y enfermeras que atiendan la demanda del país. El tema logístico sería otro aspecto a mejorar. Por esto, a pesar de que se quiten intermediarios entre el usuario y el prestador del servicio, cree no se soluciona la principal queja que son los retrasos.

“Al menos de lo que sabemos de los borradores que han propuesto, no he encontrado algo que particularmente afecte ese número de especialistas o ese número de trabajadores de la salud que puede hacer la situación diferente”, comenta García.

En el caso de los medicamentos, dice no se puede comprobar que haya un plan de las EPS para no entregarlos por una búsqueda de lucro, sino que se debe más a temas logísticos; hay que tener en cuenta que aproximadamente el 50 % de los medicamentos formulados se importan. Por eso ve necesario que las empresas organicen sus redes y utilicen más tecnologías de la información.

Control y vigilancia a la salud

La ley estatutaria, para Juan Felipe Parra, profesor del área de derecho laboral de la Universidad de los Andes, aunque no solucionó el tema de las tutelas que era una de sus pretensiones, sí trajo beneficios, “ha incluido acceso a tratamientos que antes no estaban en el plan de beneficios, permite que se actualicen los medicamentos y los tratamientos que se cubren, y le dice al médico que puede prescribir lo que requiera”.

A pesar de estos beneficios, Parra no ve que el problema de litigio se resuelva con la sustitución de las EPS. Para él también se trata de un problema de control y vigilancia de estas aseguradoras, “De hecho, sentencias de la Corte Constitucional han señalado que la Superintendencia de Salud no está haciendo su trabajo”.

Parra afirma que la sanción a las empresas que incumplan crearía un cambio positivo en la conducta de las prestadoras de salud, lo que podría reducir el número de tutelas presentadas.

Desde el punto de vista de una posible reducción de este recurso, no parecen haber grandes cambios con la reforma, aunque asegura Parra podría incrementarse mientras hay una adaptación a un nuevo sistema que resulte de la reforma.

Por su parte, Johnattan García concluye que, si en otros países existiera el recurso de la tutela, Colombia estaría lejos de los primeros lugares en número de reclamos. Pero hace un llamado a ponerle la lupa a la reforma, porque, cualquier cambio que se haga al sistema, va a afectar a 50 millones de colombianos.